Publicado: 9 de Octubre de 2017

El blanqueamiento dental es un tratamiento indicado en pacientes que desean aclarar el tono de sus dientes , siempre que estén libres de obturaciones, carillas o coronas , ya que el gel balnqueador solo actúa penetrando en el esmalte natural del diente.

Éste tratamiento es capaz de eliminar la mayoría de las manchas producidas por causas extrínsecas como el té, café y otras infusiones, cigarrillos y vino tinto, entre otras sustancias y alimentos.

Consiste en la utilización de agentes oxidantes ;o bien, peróxido de hidrógeno o peróxido de carabamida . Éstos son los productos más utilizados. Ambos consiguen los mismos resultados, pero sus usos son diferentes según la concentración en la que los utilices.

De la misma manera que el poro del esmalte está expuesto a que el gel blanqueador penetre en él, los productos como el café, vino tinto, fanta de naranja etc.. lo harán de la misma manera . Por eso durante el tratamiento se debe evitar este tipo de alimentos si queremos que el resultado sea mejor y más duradero.

En nuestra clínica ténemos ambos métodos, tanto el blanqueamiento en consultorio como el que se realiza en casa.

A continuación un sencillo caso en el que mostramos la diferencia que hay entre la tonalidad dental de la paciente antes y despúes de blanqueamiento realizado en casa durante tan solo una semana.

El tratamiento se puede realizar hasta obtener la tonalidad deseada el tiempo que se quiera hasta 20 días